COVID-19: medidas procesales y organizativas para hacer frente al COVID-19 en el ámbito de la Administración de Justicia.

Publicación en el BOE del Real Decreto-ley 16/2020, de 28 de abril, de medidas procesales y organizativas para hacer frente al COVID-19 en el ámbito de la Administración de Justicia.

Entre otros aspectos de interés, nos gustaría destacar el capítulo II (artículos 8 a 18), que incluye medidas en el ámbito concursal y societario, que se resumiría en los siguientes puntos:

• Se recupera la figura del reconvenio: durante el año siguiente a la declaración del estado de alarma, la empresa o autónomo concursado podrá presentar una propuesta de modificación del convenio concursal que estuviera en período de incumplimiento.
• Se aplaza durante un año desde la declaración del estado de alarma el deber de deudor que tuviera un convenio suscrito con los acreedores y que previsiblemente no pueda cumplir, siempre que presente una propuesta de modificación del convenio.
• Se permite a los deudores que tuvieran un acuerdo de refinanciación homologado, presentar propuesta de modificación o una nueva solicitud sin necesidad de que haya transcurrido el plazo de un año desde la anterior solicitud.
• Las empresas o autónomos que se encuentren en estado de insolvencia, no tendrán la obligación de solicitar la declaración de concurso hasta el 31 de diciembre de 2020. Hasta esa misma fecha, los jueces no admitirán a trámite las solicitudes de concurso necesario presentadas desde el estado de alarma.
• Y por último, queremos especialmente destacar uno en concreto, referente a la suspensión de la causa de disolución por pérdidas, (recogido en su Art. 18), el cual traemos a colación a continuación de forma literal:

1. A los solos efectos de determinar la concurrencia de la causa de disolución prevista en el artículo 363.1 e) del texto refundido de la Ley de Sociedades de Capital, aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/2010, de 2 de julio, no se tomarán en consideración las pérdidas del presente Ejercicio 2020. Si en el resultado del Ejercicio 2021 se apreciaran pérdidas que dejen reducido el patrimonio neto a una cantidad inferior a la mitad del capital social, deberá convocarse por los administradores o podrá solicitarse por cualquier socio en el plazo de dos meses a contar desde el cierre del ejercicio conforme al artículo 365 de la citada Ley, la celebración de Junta para proceder a la disolución de la sociedad, a no ser que se aumente o reduzca el capital en la medida suficiente.

El objetivo es tratar de atenuar temporal y excepcionalmente las consecuencias que tendría la aplicación en la actual situación de las normas generales sobre disolución de sociedades de capital y sobre declaración de concurso, de modo tal que se permita a las empresas ganar tiempo para poder reestructurar su deuda, conseguir liquidez y compensar pérdidas, ya sea por la recuperación de su actividad ordinaria o por el acceso al crédito o a las ayudas públicas. De esta forma, se prevé que a los efectos de la causa legal de disolución por pérdidas, no se computen las del presente ejercicio.