En verano, no bajes la guardia en seguridad

El verano es uno de los momentos del año preferidos por los ciberdelincuentes para atacar, porque hay menos control de los sistemas de seguridad.

Alguien puede hackear el teléfono móvil o hacer uso del malware, ese software dañino capaz de infectar un móvil o dispositivo electrónico, con el fin de obtener información, contraseñas, desvalijar cuentas o impedir al propietario que acceda a sus aparatos tecnológicos.

Estos son algunos consejos sobre seguridad para tener en cuenta este verano:

1. Contraseñas. Comprobar cuando va a caducar la contraseña del ordenador o del correo electrónico. Si la fecha de expiración se produce cuando se está ausente, conviene cambiarla antes de marcharse de vacaciones. Y jamás hacerlo desde una red de internet desconocida.

2. No alardear en las redes sociales. Los expertos recomiendan no hacer demasiada exhibición en las plataformas sociales sobre el lugar en el que se está descansando. Sirve para prevenir robos en los hogares y ataques a la privacidad.

3. Copia de seguridad. Conviene reproducir información y documentos que no estén convenientemente a salvo, y se desaconseja llevar de vacaciones información confidencial.

4. Claves. Se debe procurar que los ordenadores o navegadores no recuerden las claves de acceso a aplicaciones, cuentas del banco o del correo electrónico.

5. Cuidado con las aplicaciones nuevas. Cuando se está de vacaciones se acostumbra a utilizar aplicaciones que pueden ser de utilidad o un complemento al ocio. Hay que descargarlas siempre desde las páginas oficiales.

6. Configuraciones de seguridad. Asegurarse que están activadas, como el bloqueo de pantalla con pin, y actualizadas, como el software de antivirus.

7. Responder correos. Nunca se debe atender a mensajes en los que se soliciten datos financieros o personales, como tampoco a aquéllos que pidan introducir claves de acceso por alguna incidencia o verificación. Tampoco se deben abrir archivos adjuntos de correos ni seguir enlaces de correos electrónicos desconocidos o sospechosos.

8. Vigilar el teléfono. Incluso cuando se dé ese merecido chapuzón o se adormezca en la hamaca, no descuide sus dispositivos móviles.

 

Fuente: Cinco Días (25/07/2019)

Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento del sitio Web, realizar métricas analíticas, mostrar contenido multimedia y publicidad e interactuar con redes sociales. Más información en nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies