Jubilación parcial, ¿qué es?

(03/03/2021)

Tipos de jubilación parcial

Hay personas a las que la edad de jubilación les aterra. Pasar de tener un trabajo por el cual levantarse todos los días, y además sentirse útil, a ser un jubilado con mucho tiempo libre les deprime, porque sienten que cuando se encuentran en esa situación, dejan de servir, no sólo para la sociedad, sino también para su propia familia. Por eso, muchos deciden acogerse a la jubilación parcial.

Pero, ¿qué se entiende por jubilación parcial? ¿Cualquiera puede acceder a ella? ¿Qué requisitos hay que cumplir? ¿Se puede mantener siempre? Todo esto y mucho más es de lo que te vamos a hablar a continuación.

Qué es la jubilación parcial

La jubilación parcial se puede entender como el acuerdo que se toma entre un empresario y un trabajador sobre el cual esa persona reduce su jornada laboral con la empresa, con su consiguiente disminución de salario. Según la página de la Seguridad Social, el concepto de jubilación parcial sería el siguiente:

«Se considera jubilación parcial la iniciada después del cumplimiento de los 60 años, simultánea con un contrato de trabajo a tiempo parcial y vinculada o no con un contrato de relevo celebrado con un trabajador en situación de desempleo o que tenga concertado con la empresa un contrato de duración determinada».

En otras palabras, es aquella donde la persona sigue trabajando pero lo hace con una jornada laboral menor, así como un salario menor. Sin embargo, no quiere decir que vaya a cobrar menos. En realidad, recibiría de la Seguridad Social la parte proporcional de su pensión de jubilación.

Para que tenga lugar la jubilación parcial es necesario que la reducción de la jornada sea de, como mínimo, el 25%, pudiendo llegar al 50% como máximo. E implica la firma de un nuevo contrato de trabajo de carácter parcial.

Tipos de jubilación parcial

Algo que no muchos conocen es que existen dos formas de acogerse a la jubilación parcial. Estos son:

  • Jubilación parcial anticipada. Se produce cuando el trabajador adelanta la edad de jubilación sin que haya ninguna penalización. Lo que hace es reducir la jornada de trabajo pero, en lugar de acogerse a un contrato parcial (para suplir el resto con la pensión), lo que establece es un contrato de relevo.
  • Jubilación parcial ordinaria. Es la que, una vez se ha alcanzado la edad adecuada para acogerse a esta figura, el trabajador se acoge a ella reduciendo el salario y la jornada laboral a cambio de cobrar una parte de su jubilación.

Qué requisitos se deben cumplir

Cuando un trabajador quiere acogerse a esta medida, es necesario que se cumplan antes una serie de requisitos como son:

Jubilación parcial con contrato de relevo

Sería la primera forma de jubilación parcial que hemos comentado, y en este caso, para poder disfrutar de ella es necesario que se cumplan los siguientes requisitos:

  • Que haya un contrato de relevo con el trabajador relevado. Este contrato puede ser por la jornada que el trabajador relevado no trabajaría, y puede ser temporal o a tiempo indefinido.
  • Que haya alcanzado la edad mínima para la jubilación parcial. En este caso, hablamos de 60 años en el caso de los mutualistas; 62-63 en el resto de casos.
  • Tener un contrato a jornada completa. En caso de que no se tenga, el trabajador no podrá optar a esta fórmula de jubilación.
  • Es necesario que el trabajador tenga una antigüedad de al menos 6 años en la empresa. En caso de que no se cumpla, aunque los demás requisitos sí los tenga, no puede acceder a esta forma de jubilación.

Jubilación parcial sin contrato de relevo

En caso de que no se realice un contrato de relevo, y se opte por la jubilación parcial ordinaria, los requisitos a cumplir son:

  • Edad mínima de jubilación, que será a partir de los 60 años.
  • Contrato de trabajo. Este puede ser tanto a jornada completa como parcial.
  • Reducción de la jornada de trabajo. La reducción ha de ser de un mínimo del 25% y un máximo del 50%. En algunos casos, se puede permitir al 75%.
  • Tener un periodo mínimo de cotización. Este periodo será de 15 años, siendo dos de ellos inmediatamente dentro de los 15 anteriores al hecho causal. Es decir, dos de esos años deben estar dentro de los 15 años anteriores a ese momento.
  • Celebrar un contrato a tiempo parcial con la empresa. Si bien ya se tiene un contrato de trabajo, al pasar de una jornada completa a una reducida es necesario formalizar un nuevo contrato.

Cuánto se cobra con la jubilación parcial

En este caso no podemos darte una cuantía exacta ya que va a depender de la pensión que te corresponda. Lo que sí debe quedarte claro es que con la jubilación parcial vas a pasar a cobrar de manera parcial por parte de la empresa, y el resto hasta completar la jornada lo ingresará la Seguridad Social como pensión parcial.

Cómo solicitar la jubilación parcial

Cómo solicitar la jubilación parcial

Si después de lo que has leído consideras que cumples con los requisitos y además es algo que te gustaría hacer, los trámites para solicitar la jubilación parcial pasan, primero, por pedir una cita previa en la Seguridad Social. Esta puedes obtenerla llamando al número de teléfono (901 106 570), por su página web o por su app. Esta cita te permitirá informarte de todo lo que debes saber sobre la jubilación parcial.

Además, debes tener la documentación preparada, es decir: DNI o NIE (original y copia), formulario de solicitud de jubilación parcial (que puedes descargar en la página oficial de la Seguridad Social); certificación de la empresa o documento donde se establezca que vas a seguir en la empresa; certificado de discapacidad (si lo tienes) así como acreditación del Servicio Militar o Prestación Social Sustitutoria (si lo tienes).

Es importante hablar también con la empresa, porque podría ser que esta no estuviera dispuesta a una reducción de empleo y sueldo del trabajador, por lo que se estaría ante una situación diferente: podrías perder el trabajo y no optar a una jubilación completa.

Una vez inicies los trámites, la Seguridad Social se pronunciará al respecto y podrás comenzar a disfrutar de tu jubilación parcial al mismo tiempo que sigues trabajando. Eso sí,para la aceptación de esta fórmula es necesario que la empresa celebre un contrato a tiempo parcial. De lo contrario, podría denegarse.

(Fuente: Economía y Finanzas)