Las Haciendas forales del País Vasco implantarán a partir de 2021 un sistema digital pionero en España.

Denominado Batuz, tiene el objetivo de controlar todas las facturas que emitan empresas y autónomos y prevenir así el fraude fiscal.

Con su aplicación, la Administración busca simplificar trámites al contribuyente y equiparar el servicio que se presta al trabajador por cuenta ajena -que ya recibe propuesta de declaración de impuestos- al de autónomos y empresas, que todavía no tienen esta prestación. Obligará a todas las personas que realicen actividades económicas en Vizcaya a facturar con un sistema adaptado a Ticket BAI, es decir, a un software de facturación que cumpla con una serie de requisitos de transparencia.

Será voluntario para empresas y trabajadores autónomos a partir del 1 de julio de 2020 y obligatorio a partir del 1 de enero de 2021.

Para adaptarse a Batuz será necesario contar con:
• Software de facturación adaptado a Ticket BAI: las empresas y autónomos que ya disponen de software de facturación deberán asegurarse de su adaptación a Ticket BAI o bien renovarlo. En caso de que no dispongan del mismo será necesario adquirirlo, algo que supondrá un coste de difícil estimación, al depender de muchos factores (funcionalidades que incluya, etc).
• Una impresora de tickets que incluya impresión de QR: es posible que ya se disponga de ellos, por lo que no supondrá un gasto. A modo orientativo, se sitúan entre los 50 y los 150 €.
• Un TPV: en caso de no contar con uno, supone un gasto adicional variable, según las funcionalidades que incluya.

La inversión para adaptarse se compensará con deducciones fiscales del 30% de los gastos en los impuestos de la Renta o Sociedades.

Cambios en el Modelo 140 y el nuevo Modelo 240

La llegada de Batuz impacta sobre el Modelo 140, conocido como Libro Registro de Operaciones Económicas, que desde el 2014 los contribuyentes ya están presentando anualmente en el mes de febrero con la información de sus gastos, operaciones, operaciones intracomunitarias, etc. Seguirá existiendo, pero con 2 cambios:
• No será necesario tenerlo en ordenador local, la información se encontrará en la Sede Electrónica de la Diputación Foral de Vizcaya, por tanto, será accesible desde cualquier lugar.
• Pasará a presentarse cada 3 meses para que coincida con declaración impuesto valor añadido.
Además, se implantará el nuevo Modelo 240, el Libro Registro de Operaciones Económicas aplicado a las empresas.

Sanciones a partir de 20.000€

Tal y como ha informado la Diputación Foral de Vizcaya, las sanciones por incumplimiento o manipulación del software serán estrictas:
• Incumplimiento de adaptación del software a Ticket BAI: 20% de la cifra de negocio con un mínimo de 20.000€, que puede llegar al 30% de la cifra de negocio con un mínimo de 40.000€ por repetición de la infracción.
• Destrucción, manipulación del software o borrado de datos: 20% de la cifra de negocio con un mínimo de 40.000 euros. La reincidencia supondrá una sanción del 30% y un mínimo de 80.000 euros.