Me ha tocado el Gordo de Navidad: ¿qué hago con el dinero?

Si la fortuna hace que su boleto sea uno de los premiados conviene, en primer lugar, no tomar decisiones precipitadas ni realizar grandes compras que nos puedan endeudar demasiado en el futuro.

También se debe evitar confiar en productos gancho, que ofrezcan altísimas rentabilidades sin asumir grandes riesgos, ya que simplemente no existen. Un estudio de la EFPA (Asociación Española de Asesores y Planificadores Financieros) pone de manifiesto que el 70% de los premiados con la Lotería de Navidad tiene mucho menos dinero cinco años después de haber ganado el premio, ya que muchas veces se malgasta o se toman malas decisiones de inversión.

Lo primordial es asesorarse por un experto. Además, bajo las premisas que se manejan de una mayor esperanza de vida y un sistema actual de pensiones insostenible, es conveniente plantearse constituir un ahorro para completar nuestros ingresos futuros.

Los expertos recomiendan huir de la renta fija tradicional, puesto que con el panorama de subida de tipos actual estamos firmando perder dinero. El activo financiero más seguro y rentable a largo plazo (mínimo cinco años, preferiblemente diez) es la renta variable.

Este año los premios comenzarán a gravarse un 20% a partir de los 20.000 euros. De este modo, un décimo del Gordo con 400.000 ¬euros tendrá un im¬porte final para el ganador de 324.000, mientras que los premios menores de 20.000 euros no deberán pagar impuestos. Por primera vez, este año los dos cuartos premios (20.000 euros al décimo) quedan exentos de impuestos.