Registro horario: objetivo prioritario para 2020

Se cumplen seis meses de la entrada en vigor de la obligación del registro de la jornada, con la aprobación del Real Decreto-ley 8/2019, (8 de marzo) de medidas urgentes de protección social y de lucha contra la precariedad laboral en la jornada de trabajo. En este 2020, La Inspección de Trabajo y Seguridad Social, en coordinación con las comunidades autónomas, va a poner en marcha una nueva campaña de inspección sobre el registro horario.

Con este registro, el Ministerio de Trabajo tiene cuatro objetivos principales:

• Reducir a la larga las horas trabajadas que no se pagan ni se cotizan.
• Luchar contra el fraude que supone encubrir una jornada completa con una jornada parcial.
• Reducir el absentismo laboral en las empresas. El registro de las horas de la jornada permite a las empresas controlar que los empleados cumplen las horas de trabajo pactadas.
• Potenciar la conciliación de vida familiar y laboral.

En este tiempo, 2 de cada 10 empresas visitadas fueron sancionadas por la Inspección de Trabajo, a las que se les ha reclamado una media de 1.000 euros por empresa.
La modificación del Estatuto de los Trabajadores obliga a las empresas a:

• Registrar la hora de inicio y de fin de la jornada de trabajo.
• Organizar el registro mediante negociación colectiva, acuerdo de empresa o decisión del empresario, previa consulta a los representantes de los trabajadores.
• Conservación de los registros durante 4 años.
• Tener los registros a disposición de los trabajadores, sus representantes legales o la Inspección de Trabajo y Seguridad Social.