Vacaciones y ERTE

(28/07/2021)

A fecha de hoy, aún existen empresas y trabajadores afectados por los ERTES, ya sean de Fuerza mayor, impedimento, limitación o ETOP. Si alguno de los trabajadores de su compañía han sido o están afectados por un ERTE durante el 2021 y/o 2020 este hecho puede impactar tanto sobre la cuantía de la paga extra, como sobre el número de días de vacaciones que los trabajadores puedan tener pendientes.

Ante esta situación, y puesto que estamos en periodo de vacaciones estivales del presente 2021, creemos oportuno exponer algunas notas sobre este tema:

El derecho de las vacaciones
Las vacaciones son un periodo de descanso durante el cual la persona trabajadora continúa recibiendo su salario, aunque no preste servicio efectivo. Se trata de un derecho indisponible, cuyo disfrute no puede sustituirse por compensación económica salvo en caso de extinción de la relación laboral.
El artículo 38 del Estatuto del Trabajador establece que el período anual de vacaciones no podrá ser inferior a 30 días naturales, lo que supone 2,5 días naturales de vacaciones al mes, salvo lo que establezca el convenio colectivo de aplicación.
El Convenio de la Organización Internacional del Trabajo (en adelante “OIT”) núm. 132 dice en su art.3.3 que «Las vacaciones no serán en ningún caso inferiores a tres semanas laborales por un año de servicios» y en el artículo 4.1 expresa la regla de la proporcionalidad de modo claro  «Toda persona cuyo período de servicios en cualquier año sea inferior al requerido para tener derecho al total de vacaciones prescrito en el artículo anterior tendrá derecho respecto de ese año a vacaciones pagadas proporcionales a la duración de sus servicios en dicho año».
Los convenios colectivos también suelen hablar de las vacaciones «anuales». Esta calificación o módulo señala la proporcionalidad entre el período de descanso y el período de prestación de servicios, y es importante tener en cuenta este parámetro para saber cómo se aplican en caso de suspensión o reducción de jornada de un trabajador afectado por ERTE.
La empresa puede proponer a la persona trabajadora disfrutar de sus vacaciones, pero no puede imponerlas de manera unilateral. Las vacaciones se deben pactar de común acuerdo, de conformidad con lo establecido el convenio colectivo de aplicación sobre la planificación anual de las vacaciones. El derecho al disfrute del periodo vacacional se comunicará al trabajador con al menos dos meses de antelación antes de su disfrute.
A falta de acuerdo, la Jurisdicción Social competente, mediante procedimiento sumario y preferente, fijará la fecha correspondiente del disfrute del periodo vacacional. La decisión será irrecurrible.

Afectación de los trabajadores en un ERTE
La afectación de trabajadores en un ERTE deriva de las circunstancias concurrentes en cada momento, no de si el trabajador tiene o no derecho a disfrutar de las vacaciones. En este sentido, afectar al ERTE a los trabajadores por el solo motivo de que les corresponde disfrutar de las vacaciones podría considerarse un fraude de ley.
Estando de vacaciones la empresa podrá incluir a una persona trabajadora en el listado de afectados por el ERTE, pero para su afectación efectiva al mismo deberá esperar a que aquella finalice el disfrute de sus vacaciones.
Durante la situación de ERTE se está con el contrato de trabajo suspendido y/o con reducción de jornada, pero no exactamente de vacaciones. En este sentido la persona trabajadora se encuentra a disposición de la empresa por si la actividad pudiera reanudarse. Precisamente por ello, se recomienda informar a la empresa en caso de viaje o mantener un contacto permanente con la misma.
Con carácter general, las vacaciones deben disfrutarse dentro del año natural. Si con ocasión del ERTE se prevé que no podrán disfrutarse en tal periodo, podría solicitarse de la empresa la desafectación del ERTE para proceder a su disfrute efectivo en el periodo natural pactado.
La afectación de un trabajador a un ERTE puede ser por reducción o suspensión de jornada:
 

  • a.-Trabajadores afectados por un ERTE de suspensión

La norma general es que durante el tiempo que dura el ERTE de suspensión de contrato, el trabajador no genera derecho a vacaciones. Las vacaciones anuales se verán reducidas en función de los días de suspensión. Una vez que la situación vuelva a la normalidad, el trabajador podrá disfrutar de las vacaciones que le corresponden sin contar las devengadas durante el período de duración del ERTE.
Por ejemplo, si las vacaciones anuales son 30 días naturales y el empleado ha estado afectado por el ERTE de suspensión durante cuatro meses, ese año sólo tendrá derecho a disfrutar de 20 días (30 días / 12 meses x 8 meses).
Del mismo modo, cuando la empresa deba abonar las pagas extraordinarias de verano y de Navidad, podrá reducir de su cuantía la parte proporcional correspondiente al tiempo que haya durado un ERTE. Durante el período de suspensión del contrato no se genera la parte proporcional de las pagas extras, al estar el contrato suspendido.
Todo lo dicho, sin perjuicio, claro está, de que el empresario mejore el mínimo señalado respecto a ambos conceptos. Suele ser una de las cuestiones objeto de negociación con la representación de los trabajadores y sindicatos si se trata de alcanzar acuerdos que compensen o, al menos, minoren los efectos del ERTE.
 

  • b.-Trabajadores afectados por un ERTE de reducción de jornada

En caso de un ERTE de reducción de jornada sí se generarán vacaciones durante ese periodo. No obstante, la retribución a abonar durante las vacaciones se verá reducido en proporción a la reducción de jornada que se haya aplicado. Por ejemplo, si el empleado ha estado afectado por un ERTE de reducción al 50% durante 4 meses, la retribución que debería percibir al disfrutar las vacaciones ascendería al 83,33% de su retribución normal.
Por otro lado, las pagas extraordinarias están afectadas en la medida en que se extienda la reducción de jornada a lo largo del año natural. En estos supuestos, el salario se reduce en la misma proporción que la jornada, por lo que las pagas extraordinarias también son objeto de reducción en la misma proporción.